Jorge Satorre | Un tema moral moderno, decorar el agujero